El ácido clorhídrico, ácido muriático, espíritu de sal, ácido marino, ácido de sal o todavía ocasionalmente llamado, ácido hidroclórico (traducción del inglés hydrochloric acid), agua fuerte o salfumán (en España), es una disolución acuosa del gas cloruro de hidrógeno (HCl). Es muy corrosivo y ácido

Es útil para remover el sarro de lavabos, escusados, mingitorios, azulejos de tinas, regaderas, albercas, tuberías, etc. El ácido muriático remueve el exceso de adhesivos fuertes. Ideal para la limpieza de manchas de óxido, de agua o sarro. En hojalatería se utiliza para limpiar del óxido y facilitar la soldadura