El cloruro de metileno, también conocido como diclorometano y dicloruro de metileno, es un líquido transparente, incoloro con un olor ligeramente dulce que se utiliza principalmente como disolvente industrial y también como un potente disolvente y diluyente de pintura.